Un fin y comienzo de año muy agitado

CUMPLEAÑOS

Decoración de cumpleaños para niños.

Desde hace unos cuantos años, 11 para ser más extractos, los comienzos de año suelen ser algo agitados para mi. A las despedidas de año, fiestas de Navidad y Año Nuevo y demás, se le suma el cumpleaños de mi hijo del medio, quien no tuvo mejor idea que nacer un 2 de enero. Sin embargo (la volví a pegar), desde hace 3 años, se sumó un nuevo cumpleaños a esta época ajetreada. Si, la pequeña consentida de la familia nació nada más y nada menos que el día de los inocentes.

Y como soy jodida (porque sí), y siento que, al llevarse 8 años y ser de diferente sexo, no pueden festejar el cumpleaños juntos. Resultado: una joda tras otra. Es por eso que este post se trata nada más y nada menos que de eso. Decoración de cumpleaños para niños, fácil, rápido, sencillo y económico. Para los complicados a los que se ocurrió nacer en esta época de fiestas y despedidas.

Decoración de cumpleaños para niños: Mesa Dulce

Pues ya lo he dicho varias veces antes. Lo esencial, hoy por hoy, es concentrar la decoración en un lugar específico. Más precisamente, en donde estará la torta. Lugar en el que, además, sacaremos todas las fotos con el cumpleañero. Esto vendría a ser la llamada mesa dulce. Aunque de dulce sólo tenga una torta, como en el caso de mi pequeña, que apenas cumplió 3 años y ni siquiera comenzó el jardín, de modo que el festejo fue sólo para la familia.

Para la Princesa de la casa

En esta foto, apenas habíamos armado el fondo de la mesa. No saqué foto con la torta.

Verán, este año decidí no esforzarme demasiado. Invertí en una cortina de luces (que espero que me dure por varios cumpleaños más) y una tela blanca, básica y algo traslúcida para que puedan apreciarse las luces. Como notarán en la foto, me quedo algo corta, pero no conseguí la tela de doble ancho y ya estaba muy sobre la fecha.

¿Los demás detalles? Unas mariposas de plástico que se consiguen en cualquier cotillón, un número 3 de globo que había quedado del cumpleaños número 13 de mi hijo mayor, y un cartel de feliz cumpleaños, que también tenía. Algunos globos (porque sin globos no hay cumpleaños), y listo.

Cuando tus hijos entran a la pubertad

Con el del medio me esforcé un poco más. ¿El motivo? Era la primera vez que invitaba a un grupo importante de amigos del colegio. Cómo cumple en una fecha en que la mayoría esta de vacaciones, no solían venir muchos amigos a sus cumpleaños. Este año, sin embargo, fue todo un éxito.

Hace un par de años que la única temática aceptable para mis hijos mayores tiene que ver con el fútbol. Excepto esa vez que mi mayor hizo una especie de «matiné» con temática Neón.

Y, desde que Argentina salió campeón, parece ser la temática obligatoria de todo cumpleaños. De eso se trató el cumpleaños número 10 de mi segundo y el cumpleaños número 13 del mayor. Esta vez, algo parecido, aunque más enfocado a la Messimanía del niño.

Y así quedó la mesa de la torta, con luces encendidas y luces apagadas.

En este caso, tocó volver a hacerme la diseñadora. Mira que bonita me quedó la invitación.

Decoración de cumpleaños para niños: Tortas

Este mano me pegó la «master chef». Decidí poner manos a la obra y hacer todo yo. Confieso que la difícil situación por la que pasamos los argentinos por las altas tasas de inflación que dejó el gobierno que finalizó en diciembre, tuvo mucho que ver. Ni siquiera me atreví a cotizar una torta decorada con la persona a la que suelo comprarle cada año.

Pero, también, Tiktok ayudó mucho, con sus ideas y tutoriales.

Torta clásica, cubierta de buttercream

Gracias a esta red social, me atreví a volver a hacer buttercrem y ¡quedó genial! La mejor idea para cubrir una torta. Mira que color.

Para hacerlo usé 200 gramos de manteca a temperatura ambiente (muy importante) de margarina y azúcar impalpable y unos 200 gramos de azúcar impalpable. Esa es la receta básica. Necesitas batir la manteca hasta que quede como una crema y, después, ir añadiendo el azúcar, hasta que quede integrado.

Yo, además, le agregué queso crema y algo de chocolate blanco derretido, para que no tenga tanto gusto a manteca, pero se puede obviar ese paso. Claro, también usé colorante alimenticio rosa.

La torta no es más que un bizcochuelo, de esos de cajita. Encontré el mejor secreto para que quede bien, rellenarlo dentro de esos moldes desmontables, con acetato rodeándola.

¿Otro secreto? Hacer el bizcochuelo con tiempo, yo lo hice dos días antes, lo dejé enfriar bien antes de cortarlo y rellenarlo. Dos días antes también lo rellene y lo dejé en la heladera todo un día. Al día siguiente lo cubrí con el buttercream.

En total, hice tres capas, con un par de horas de heladera entre capa y capa. Y este fue el resultado final

Claramente, el adorno si lo compré, al igual que las mariposas. Son comestibles, impresas en papel de arroz.

Chocotorta con algo de estilo

Cuando se trata de cumpleaños infantiles, la chocotorta es la que va, ¡todos la aman! Me ha pasado cientos de veces hacer las tortas más lindas y los niños ni siquiera las probaban. Pero nadie rechaza una porción de chocotorta. Claro, no me gusta para nada eso de llevar a la mesa la chocotorta dentro de un molde transparente, es por eso que busque la manera de desmoldarla y hasta decorarla. Una vez más, el molde desmontable y el acetato fueron mi salvación.

Por cierto, ya había hecho chocotorta para los 13 de mi hijo mayor, pero en un molde cuadrado. Cubierta de chocolate blanco.

Esta vez intenté hacer una especia de ganache, (no me salió, la verdad), mezclando el chocolate con crema de leche. No fue una ganache, pero fue más fácil para cortar. (Cortar la chocotorta que le hice a mi hijo mayor fue todo un desafío)

Y así quedó mi experimento, con un poco de humor de los deformitos tan de moda.

El dibujo lo hice con glasé negro, lo compré en el cotillón, venía en una linda botella con pico, listo para usar. Si, me costó bastante hacerlo, la próxima lo hago mejor con chocolate derretido. Y a última hora tuve que andar «remendando» el decorado porque el chocolate se abrio cual grieta entre kirchneristas y antikirchneristas.

Decoración de cumpleaños para niños: Algunos detalles más

La torta no fue lo único que se me ocurrió hacer. Por casualidad me encontré en Pinterest con esta idea que me pareció brillante:

¡Tenía que probarlo! Así que busqué una receta de galletas y ¡manos a la obra! Después de todo, ya había experimentado haciendo galletas de jengibre para Navidad. Pero yo iba más allá, mi idea era rellenarlas de dulce de leche y hacer alfajorcitos.

A decir verdad, las galletitas salieron riquísimas y todo iba perfecto en este punto. ¡Quedaron hermosas!

Pero tuvo un inconveniente cuando salieron del horno. Básicamente, se desarmaron. Quizás no las apreté bien, o quizás no sea tan simple como se muestra en el video. Después de todo, es Pinterest, todo es perfecto ahí. Cómo sea, sólo rescate dos. Las demás las terminamos comiendo en pedazos. ¡Quedaron genial con el mate!

Artículos recomendados

Deja un comentarioCancelar respuesta