Diario de viaje: Cataratas del Iguazú, mí experiencia

Después de años de planearlo, a fines de enero por fin visitamos Cataratas del Iguazú. Viajamos en enero y con tres niños, entre ellos una bebé de un año. Para muchos puede parecer una locura, pero lo volvería a hacer. 

La mejor época para visitar Cataratas del Iguazú

Recibí muchos comentarios respecto al clima, que enero es muy caluroso, que no se puede caminar, ni siquiera respirar. Mí conclusión es que tienen razón. Apenas baje del aeropuerto sentí como el calor y la humedad me golpeaban. Y eso que, nos contaron, esa semana que nos tocó estaba agradable, porque la semana anterior la temperatura había llegado a los 40 grados. Es cierto que muchas veces el calor nos impedía hacer cosas, pero la verdad el lugar es tan hermoso que pronto te olvidas de ello.

Claro, que si no te bancas el calor, los mejores meses para visitar Cataratas es de marzo a junio. Además, no hay tanta gente en esa época.

Hospedaje

Nos hospedamos en Apart Katriel, unos departamente bastante cómodos, con piscina compartida. No era un hotel de lujo, pero si muy bonitos y económicos. Un departamente para cuatro nos salió 3000 la noche (precio a diciembre de 2021, fecha en que reservamos) El departamento cuenta con aire acondicionado, cable y ropa de cama y baño. El único punto en contra es que está un poco lejos del centro (unas 12 cuadras más o menos, pero créanme que allá se hacen sentir)

Itinenario y precios, Cataratas del Iguazú (a enero-febrero 2022)

Ahora voy a contarles un poco de mí itinerario, con precios incluidos (a enero-febrero de 2022) y algunos tips que me sirvieron.

Día 1: Hito Tres Fronteras

Llegamos al aeropuerto cerca de mediodía, allí nos esperaba Tony, a quien había contratado por Whatsapp desde Buenos Aires. Un genio de verdad, nos dio muchos consejos para nuestra estadía y nos hizo los traslados durante todo el viaje. Ida y vuelta al aeropuerto nos cobró $1500, teniendo en cuanto que somos 5 (con la bebé), nos salía más económico que un micro. Me sorprendió un poco el hecho de que nos dejara en nuestro Apart Hotel sin cobrarnos un peso. «Cuándo los lleve de nuevo al aeropuerto, les cobro todo junto», nos dijo. Una confianza que, sin dudas, en Buenos Aires no existe.

Por la tarde, después de un rato de pileta, fuimos al Hito Tres Fronteras. Queríamos ver el show de aguas danzantes, pero no estaba funcionando en ese momento. Así que pasemos por la costanera y compramos algunos cosas en los puestos de recuerdos que hay en el hito.

A la noche, cenamos en el centro, en el restaurante mexicano Tacopado. Pedimos un combo degustación (incluye un taco, un burrito y una quesadilla, más una entrada de nachos con cuatro salsas), dos hamburguesas (que también venían con nachos) y un con papas. Todo eso nos salió unos $4300, con bebidas incluidas. Aceptan previaje.

Día 2: Cataratas del Iguazú, lado Argentino

El segundo día fuimo a Cataratas del lado agentino.

Ahí pueden ver el precio: $630 adultos. Menores de 6 a 12 años: $300. Menores de 6 y jubilados (gratus). Estos precios son para residentes argentinos. Se puede pagar en efectivo o con tarjeta. Nosotros habíamos comprado por la web antes de viajar.

Te dejo el resto de las tarifas aquí abajo.

Tarifa General

$2.800
Tarifa con bonificación Residentes Mercosur (Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela) $1.680
Tarifa con bonificación Residentes Nacionales $610
Tarifa con bonificación Menores de 6 a 16 años – General $700
Tarifa con bonificación Menores de 6 a 16 años del Mercosur $660
Tarifa con bonificación Menores de 6 a 16 años Nacionales $350
Tarifa con bonificación residentes Provinciales $120
Estudiantes universitarios/terciarios $130
Jubilados y pensionados nacionales o provinciales, residentes locales (Puerto Iguazú – C.Andresito), personas con discapacidad con su acompañante, menores hasta 5 años Ingreso sin costo
Visita escolar educativa Ingreso sin costo
   

Tarifas del Estacionamiento

 
Ciclomotos y Motos $100
Automotores $200
Combis $300
Buses y autoportantes $400
Vehículos locales $100

* Personas con discapacidad no abonan la tarifa del estacionamiento.

La realidad fue que teníamos planeado desde el vamos hacer el lado argentino en dos días, porque habíamos leído que es muy grande y cansador para hacer en un día. Pues si es cansador, pero no teníamos planeado hacer el «gomón», puesto que mis hijos son menores de 12 años y no pueden hacerlo, ni el sendero Macuco, porque es demasiada caminata. Por eso terminamos haciendo los tres circuitos ese día. Pero, a la vuelta, nos dimos cuenta que nos había faltado una parte del circuito inferior (nos perdimos porque había varios tramos del circuito cerrado) Y, como soy, no podía perdermelos, así que decidimos volver al otro día, con la idea de repetir Garganta del Diablo nuevamente.

Día 3: La Gran Aventura (mini)

Cómo dije más arriba, el  tercer día decidimos volver a Cataratas Argentinas para volver a hacer la Garganta del Diablo por la mañana, y aprovechando que estaba nublado y, luego el circuito inferior. Pero el destino tenía otros planes para nosotros. Al entrar, nos agarro una vendedora de la Gran Aventura (el llamado «gomon» con el que sabía que iba a quedarme con las ganas porque mis hijos son menores de 12 años y no pueden subir) para ofrecerme la opción reducida y apta para menores. Resulta que está vez no tuvimos tanta suerte de que haya buen caudal de agua, por lo que el río estaba demasiado bajo para hacer el paseo del gomon, por lo que se estaba haciendo un paseo reducido, que no llega a atravesar los rápidos y desde el cual no se llega a ver las cataratas. Lo hicimos. Fue un lindo paseo, con unas hermosas vistas en el río que divide Argentina de Brasil. No llegamos a mojarnos bajo las cataratas, pero nos dejaron meternos al agua en la playa al terminar el paseo en bote.

El paseo, muy lindo, aunque un poco salado para no podes apreciar las cataratas: $4000 adultos y $3000 menores de 12 años. Pero igual lo disfrutamos.  Lo bueno es que pudimos pagar con previaje.

Por la noche fuimos al centro a comprar algunos recuerdos y, luego, cenamos en La Misionerita. Recomiendo 100%, comida muy rica y económica, además de cena show. Gastamos unos $4000 con bebida y postre incluido, tengan en cuenta que somos 4 (sin contar a la bebé, porque aún comparte comida con nosotros), ni en McDonald’s gastamos tan poco. Otro punto a favor de esta hermosa ciudad: en casi todos los puestos aceptan Mercado Pago

Día 4: Cataratas del Iguazú, lado Brasil

Y dejamos para el final de nuestro viaje el país vecino. Debo decir que quedé fascinada con las cataratas del lado brasilero. No sólo por las hermosas vistas que ofrece. si no también por el parque en si. Está a otro nivel (claro que el precio también lo está y más al cambio nuestro). El paseo en si es muy corto, en tres horas ya habíamos terminado, pero de verdad que no tiene desperdicio. He escuchado muchos comentarios de que las cataratas son del lado Argentino, que las de Brasil ni siquiera vale la pena visitar. Nada más errada que esa afirmación. Las cataratas del lado de Brasil son hermosas. Pero del lado Argentino se viven de otra manera, aunque debo confesar que, al visitar la Garganta del Diablo en primer lugar, los otros dos circuitos me decepcionaron un poco. Pero, realmente, hay que vivirlo de ambos lados. Como dicen por ahí: «Brasil tiene las majores vistas, en Argentina las vivís»

Dato: para cruzar la frontera sólo nos pidieron los DNI, ni pase sanitario, ni vacunas, ni PCR. Incluso para nuestros hijos menores. Nosotros habíamos llevado las partidas porque nos decían que se pedían para pasar la frontera, pero con los nuevos DNI no hace falta, porque los nombres de los padres aparecen en ellos. Así que chequea ese dato si vas con menores. Y tené en cuenta que si alguno de los padres no viaja, necesitas una autorización suya firmada por escribano.

Sacamos las entradas por la web, para tomar el bus que salía a las 9:40. Y aquí, a diferencia del lado argentino, no tenías que acudir a una boletería a cambiar tus tickets online por entradas, si no que subís directo al bus con el QR que te llega al mail.

Hicimos todo el recorrido, que arranca por los saltos más pequeños para terminar en la impresionante Garganta del Diablo.

Es la segunda parada del bus, ya que en la primera se hace el Safari Macuco (lo que vendría a ser el equivalente «Gran Aventura», pero con más categoría, al punto que te bajan al nivel del río con unos elevadores, no tenes que bajar una escalera interminable). Nosotros no lo hicimos porque es bastante costoso, y más al pasarlo a pesos argentinos. Pero, si tenés la posibilidad, no te lo pierdas.

Lo bueno de este paseo es que, una vez que llegas al final, el mirador de la Garganta del Diablo, no tenés que volver a hacer el recorrida, si no que tenes un ascensor con unas hermosas vistas, que te lleva hasta la parada del colectivo y a unos metros de ahí lo tomas de regreso a la entrada.

Aquí te dejo los precios, en reales, (para extranjeros). La cotización oficial del real, al día de hoy es de 21,73 (recordá que, si pagás con tarjeta, se pasará a su equivalente en dolares y se agregará a la cotización ofician un 65% en concepto de impuestos)

  • Adultos (países del Mercosur): R85
  • Niños de 2 a 11 (países del Mercosur): R16
  • Adultos (otros países): R107
  • Niños de 2 a 11 (otros países): R16

Después de almorzar en el restaurante de comida rápida en la entrada, cruzamos al Parque Das Aves. Recomiendo, sobre todo si vas con chicos. A los mios les encantó.

La entrada al parque cuesta 70 reales (menores de 8 años no pagan entrada). También se pueden sacar via web. Como ya dije más arriba, recomiendo pagar con tarjeta.

Por la noche, hicimos el catamarán que navega las tres fronteras. Abordamos el de las 5:30, que es el que te permite ver la puesta del sol.

Tarifas

Salida de la mañana:

General: $1.200 pesos.
Menores de 6 a 12 años: $700 pesos.

Menores de 1 a 5 años: $250 pesos.

 

Salida de la tarde:

General: $2.100 pesos.
Menores de 6 a 12 años: $1.200 pesos.

Menores de 1 a 5 años: $800 pesos.

Incluye un refrigerio. Bueno, un pequeño vasito de caipiriña para losa adultos y agua saborizada para los niños (me parece exagerado llamar refrigerio a eso) y show a bordo. El paseo, muy lindo, pero demasiado calor, a pesar de que el catamarán cuenta con aire acondicionado. Y los precios a bordo, bastante caros también. Nosotros pedimos una picada, que nos salió $1700. Una gaseosa de 500ml, $500.

Día 5: El retorno

 

Lugares que nos quedaron pendientes de visitar

La verdad es que quisimos tomarnos las cosas con calma, disfrutar de la pileta. Si pudimos recorrer más lugares, pero no queríamos andar a las corridas y, muchas veces, simplemente volvimos al hotel porque estabamos cansados, por eso nos quedaron cosas que queríamos hacer. Considero que cinco días es muy poco tiempo si querés hacer todo y con calma. Aquí la lista de pendientes para la próxima vez que vayamos:

  • Vuelta al mundo Star Yup Foz: Esta en las tres fronteras del lado Brasil, se inauguró en octubre del año pasado y, aunque está un poco cara la entrada, desistimos de ir porque los chicos estaban cansados.
  • Bus turístico: Recorre la ciudad de Puerto Iguazú, con paradas en los principales centros turísticos, en los que podés bajar y volver a subir sin tener que volver a pagar.
  • Guirá Oga: es un refugio de animales salvajes.
  • Gran Aventura: ya comenté más arriba que hicimos el paseo reducido, pero yo me quedé con las ganas de meterme bajo las cataratas, lo dejamos para cuando mis hijos (por lo menos los dos mayores), tengan 12 años y puedan hacerlo
  • Paseo de la Luna Llena: ¿Sabías que, durante cinco noches al mes, el parque abre a la noche? Si, hay un paseo que se puede hacer a la luz de la luna llena. Pero, cuando fuuimos, no había luna llena así que no lo hicimos. De todos modos, si quieres hacerlo, te  sugiero comprar las entradas con bastante enticipación, porque, al ser limitadas, ¡se agotan!
  • Saltos del Moconá: Moconá es una ciudad que está un poco alejada de Iguazú. Tiene los únicos saltos longitudinales del mundo y puedes apreciarlos de cerca desde una embarcación. La entrada es de $1900
  • Camping el recorrido: Este es un lugar del que he leídos cientos de recomendaciones, ningún comentario negativo. Es un camping para ir a pasar el día, a cargo de una familia que preparan comida casera y típica de Misiones, y te llevan a recorrer los saltos de agua que hay a través del río Mbocay. Sale $3000 por persona.No fuimos porque tenemos una bebé de un año y es mucho para caminar, en medio de la selva. Si no, también tenés la opción de visitar algún salto po tu cuenta, como el conocido «Salto el Turista», pero lo bueno de este camping es que tenés quien te guie.

Tips para ir a Cataratas del Iguazú

  • Lleva repelente para mosquitos y protector solar, reforzalo cada 4 horas. En el parque hay muchos mosquitos y el sol pega fuerte
  • Recomiendo hacer Garganta del Diablo por la mañana, sobre todo si vas en verano. Es una larga caminata por una pasarela en medio del rio y sin sombra, por la tarde el sol pega fuerte. En los otros dos circuitos tenes sombra
  • Hay un paseo dentro del parque que se llama «sendero Macuco», si te agrada el trekking podés hacerlo, termina en un lago con una pequeña cascada. Nosotros no lo hicimos porque son como 3 horas de caminata y, como, por esos días, había bajo caudal de agua por la sequía, era probable que la cascada estuviera seca.
  • Si vas a comer en el parque, tené ciudado con los coaties, literalmente se roban tu comida y todo lo que se le parezca. Hay restaurantes que tienen mesas dentro de jaulas para evitar a los bandidos. Por nada del mundo los alimentes, tienen uñas largas y filosas y pueden lastimar.
  • Si vas con un bebé, podés llevar el cochecito (nosotros lo llevamos). El circuito superior y Garganta del diablo son aptos para ir con coche, él único que tiene escaleras es el circuito inferior,pero podés dejar el cochecito en la estación del tren y después buscarlo. Del lado de Brasil también hay algunas escaleras, pero las sobrevivimos.

Artículos recomendados

Deja un comentarioCancelar respuesta