Dieta Scardale – Baja 8 kilos en dos semanas

O, al menos, eso es lo que promete la dieta scardale. Aunque, a decir
verdad, cuando la puse en práctica, no llegué a bajar eso que promete, sólo
tres kilos. Tres kilos que, en su momento, me parecieron pocos, pero que hoy
considero una bendición, después de un mes entero clavada en los 60 kilos.

De todos modos, que a mi no me haya funcionado tan bien como parece, no quiere decir que a vos no te baja a servir. Después de todo, la realidad, he de confesar, es que en las dos semanas que dura la dieta, tuve algunos deslices. Es que me cuesta mucho seguir una dieta al pie de la letra, sobre todo cuando se trata de una dieta tan estricta como esta. Más bien, soy de las que comen lo que tienen ganas de comer, o lo que tiene ganas de cocinar jaja (cocinar no es lo que más me agrade en este mundo, básicamente lo hago porque tengo hijos)

Pero, como ya lo dije más arriba, teniendo en cuenta que hace más de un mes que estoy clavada en los 60, y con, al menos, otros 5 kilos más por bajar, he decidido empezar de nuevo con esta dieta.

Si quieres saber como me va, puedes seguir mi progreso a través de mi cuenta de instagram

Ahora vamos a lo importante. Supongo que si estás aquí es porque quieres saber de que se trata esta dieta.
¡Pues claro que no me iré sin pasarte el plan detallado. Vamos por paso.

¿Qué es la dieta Scardale?

La dieta Scardale también se conoce como dieta disociada, un método de nutrición que incluye todos los
grupos alimenticios, combinándolos a razón de  31, 5% de carbohidratos, 43% de proteínas y 22,5 de grasas, de modo que no produzca ansiedad ni hambre desaforada, pues no es restrictiva, más bien, se diseñó para que el paciente no sienta que está a régimen.

Esta dieta funciona precisamente porque erradica el consumo de carbohidratos y limitando al mínimo
las grasas; beneficiando por el contrario, la ingesta de proteínas, verduras y frutas; y eliminando el consumo de alcohol.

¿Funciona?

Bueno, como ya te lo he contado en este post, que bajas de peso, bajas. Aunque yo creo que el descenso
de peso tiene que ver más con la baja ingesta de calorías que con la dieta en si. Pero, sirve.

¿Qué necesito saber para empezar la dieta Scardale?

Antes que nada, tené en cuenta que la dieta es bastante restrictiva, y se ingieren productos de bajas
calorías. Por esa razón, no se puede hacer ningún tipo de ejercitación física durante las dos semanas que dura la primera etapa. Y también por eso es importante que este plan sólo lo sigas por dos semanas. Si acaso esta dieta hace que te sientas mal, suspendela de inmediato. No vale la pena poner en riesgo tu salud por una dieta. Yo la llevé dos semanas, en su momento, y no tuve inconvenientes. Claro que el limite de calorías y de comidas que se pueden ingerir es limitado y puede que te canses, tené en cuenta que son sólo dos semanas. Luego podés volver a comer otras cosas, ¡pero sin excederte! No quieres volver a aumentar el peso perdido.

¿Y luego de las dos semanas?

La Dieta Scardale para bajar de peso incluye dos etapas. Una primera etapa, de 14 días, que es el plan
estricto y hipocalórico. La idea de esta primer etapa es cambiar el metabolismo. Al reducir la ingesta de calorías,  el organismo se da cuenta y comienza a acelerarse y en consecuencia, podrás bajar de peso y medidas.

Una vez terminada la primera fase, comienza una segunda fase, la fase de mantenimiento. No dejes que el nombre te asuste, es sencillamente seguir cumpliendo con evitar los alimentos prohibidos como azúcar refinado, carbohidratos, postres, grasas y alcohol.
Durante esta fase pueden aumentar la cantidad de alimentos y de calorías, siempre dentro de los grupos permitidos.

Ahora bien, si con la primera fase no lograste reducir esos kilos que querías, o si vuelves a subir de peso
durante la segunda fase, puedes volver a la dieta estricta de dos semanas. Pero ten en cuenta que entre dieta y dieta deben pasar al menos 10 días para que tu cuerpo se recupere.

Reglas básicas de la dieta Scardale

Antes de adentrarnos en el plan semanas, empecemos con lo básico:

  • Erradica
    las bebidas alcohólicas de tu vida. Sustitúyelas por agua, soda, café, té sin azúcar o bebidas ligeras.
  • Elimina
    el azúcar, la miel y el papelón o piloncillo. Puedes endulzar con estevia o edulcorantes.
  • Evita las grasas. Quita la piel del pollo y el pavo.
  • Puedes calmar el hambre entrecomidas con bastoncitos de zanahoria, dados de apio,
    gelatina sin sabor o infusiones de hierbas sin azúcar.
  • Prepara los aderezos en casa, con vinagre, limón o mostaza.
  • Bebe dos litros de agua al día.
  • Durante las primeras dos semanas sólo harás tres comidas: desayuno, almuerzo y cena. Por eso es importante que en las tres comidas consumas lo suficiente para no sentir hambre.

Plan semanal de la dieta Scardale

Ahora si, vamos a lo importante. Recuerda que es importante respetar los alimentos que aquí se
indican, aunque puedes sustituirlo por algo similar, siempre y cuando no sea un alimento prohibido. Lo importante aquí es comer lo que el plan semanas indica, las cantidades no importan, puedes comer lo que necesites para llenarte. No necesitás contar calorías.

Empecemos:

  • Desayuno diario:  café o té, sin leche ni azúcar (puedes endulzar con stevia), una tostada de pan integral, una fruta, preferentemente que sea un cítrico o una manzana.
LUNES
  • Almuerzo: carne a la plancha, o al vapor  (pollo, ternera, lengua, pavo), tomates (en ensalada o estofados), café o té.
  • Cena: pescado o productos del mar, hervido o a la plancha, ensalada mixta, fruta
    de estación, café o té.
MARTES
  • Almuerzo: Ensalada de frutas sin azúcar, café o té.
  • Cena: carne magra a la plancha, ensalada de  tomates, espinacas y acelgas. etc.), café o té.
MIERCOLES
  • Almuerzo: ensalada de atún sin aceite, tomates y repollo, pomelo, melón u otra fruta
    de estación, café o té.
  • Cena: costillas de cordero a la plancha sin grasa, o pollo a la plancha, sin piel, repollitos de Bruselas y coliflor, o ensalada de espinacas. Café o té verde.
JUEVES
  • Almuerzo: dos huevos pasados por agua, duros o revueltos con sal y sin más condimentos, queso o requesón, una alcachofa asada. 1 rebanada de pan, café o té.
  • Cena pollo sin piel a la plancha u horno, espinacas, acelgas y pimentón.Café o té.
VIERNES
  • Almuerzo: quesos variados magros. Espinacas, una rodaja de pan, café o té.
  • Cena: pescado a la plancha, verdura hervida, 1  rodaja de pan, café o té.
SÁBADO
  • Almuerzo: ensalada de frutas.; café o té.
  • Cena:
    pollo o pavo asado sin piel, ensalada de tomates y Iechuga. Fruta de
    estación, café o té.
DOMINGO
  • Almuerzo: pollo o pavo (caliente o frío), tomates, zanahorias,  brócoli. Fruta de estación, café o té.
  • Cena: churrasco (magro), ensalada mixta. café o té.

Ejemplo de dieta Scardale después de las dos semanas

Lo que sigue no es un plan estricto como el de las dos primeras semanas, más bien es una guía. Cómo he
dicho más arriba, esta etapa es de mantenimiento y se pueden ingerir otro tipo de alimentos y mayor cantidad de calorías.

Si quieres ver un ejemplo de la dieta Scardale en la segunda etapa, puedes entrar a este link.

Artículos recomendados

3 comentarios

  1. […] ya lo he dicho antes, no creo mucho en dietas, mucho menos en «estilos de vida» que consisten en eliminar ciertos alimentos de por vida, pero, […]

  2. […] un tiempo, compartí en este blog la dieta Scardale, tanto en su fase uno como en su fase dos. Sin embargo, hace unos días descubrí la Dieta Scardale […]

  3. […] una semana, les conte sobre mi experiencia con la Dieta Scardale y les detalle el plan semanal de la primera fase, la fase del cambio del […]

Deja un comentarioCancelar respuesta