¡Dejemos de echarle la culpa al gato!

dulce espera

Creo que todos hemos oído hablar alguna vez de la Toxoplasmosis, sobre todo porque la prueba para detectar su presencia se encuentra entre los exámenes de rutina de toda embarazada. Pero, ¿que es la toxoplasmosis?

Sabemos que es así porque la toxoplasmosis, una enfermedad sin demasiados riesgos, se torna muy peligrosa durante la gestación. Seguramente también sabrán que es el gato el principal acusado de portar esta enfermedad y, por lo tanto, contagiarla.

¡No toques a ese gato! o ¡deberías regalarlo sino querés contagiarte! son algunas de las frases más escuchadas por las dueñas de gatos cuando se embarazan. Me ha pasado. He tenido que escuchar de boca de mi suegra que alejara a ese gato apenas el animalito intentaba acercarse a mi. Pero jamás he hecho el menor de los casos (mucho menos a mi suegra jajaja). Mis gatos siguieron siendo igual de mimados cuando estaba embarazada. Y jamás ha pasado nada. Hoy mis hijos son tan fanático de los gatos como yo.

¿Que es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad que resulta de una infección provocada por el parásito Toxoplasma gondii.

La toxoplasmosis se produce por la infección con un parásito común que se encuentra en las heces de los gatos y el agua contaminada. Puede causar complicaciones graves a las mujeres embarazadas y las personas con sistema inmunológico débil.

Los síntomas incluyen dolor muscular, fiebre y dolor de cabeza, y se pueden prolongar durante semanas.

Los medicamentos pueden disminuir la gravedad de la infección. Sin embargo, el mejor enfoque es la prevención al evitar estar expuesto. Las personas con problemas del sistema inmunológico deben tomar medicamentos preventivos.

¿Cómo se contagia la toxoplasmosis?

Bueno, lamento desilusionarlas mujeres, pero tienen más probabilidades de contraer toxoplasmosis por comer carne mal cocina que por tocar un gato, en especial si ese gato es su gato. No voy a ponerme en detalles (si quiere saber algo más técnico entren en wikipedia jeje) pero la toxoplasmosis se encuentra básicamente en la tierra, vegetales y la carne.

Si, es cierto que el gato puede contagiarla, pero para eso se el susodicho debe estar enfermo, lo que reduce bastante las posibilidades, sobre todo si el gato es tu gato y, teniendo en cuenta, que la enfermedad se cura y sólo es contagiosa la primera vez que el gato la contrae. Y, para complicar aun más el contagio, debo decir que la única forma en que tu gato puede trasmitirte la enfermedad es a través de sus eses, por lo que, para estar en riesgo, deberías limpiar deberías levantar las mismas con las manos y ningún tipo de protección y luego, chuparte los dedos.

El 90% de los contagios de toxoplasmosis se debe a que se consume carne cruda, entonces, ¿por qué deshacernos del gato? Todo este mito más bien parece fruto de la mala fama que siempre han tenido los gatos… ellos han sido víctimas de cientos de supersticiones, como aquella que dice que los gatos negros atraen la mala suerte, ¡nada más errado! Como buena bruja, tengo un gata negra… ¿y por eso voy a tener mala suerte? Claro que no…

Pues, como ya dije, esta es una de las tantas causas que llevan a abandonar animales en la vía pública. Pero, a mi parecer, no es el único problema que conlleva este mito. Es que, además, esta creencia errada acerca de las causas de esta enfermedad puede llevarnos a no tomar los recaudos necesarios para evitarla…

Cómo prevenir la toxoplasmosis en el embarazo

Si estás embarazada, olvidate de esa idea que ronda en tu cabeza de deshacerte de tu gato, mejor tené en cuenta los siguientes recaudos:

  • Si vas a trabajar en tu jardín o huerta, utilizá guantes.
  • Lava bien todos los utensillos que utilices para manipular carne cruda. Y lavate bien las manos.
  • Cociná bien la carne
  • Lava bien las frutas y verduras.

Artículos recomendados

Deja un comentarioCancelar respuesta